Un «clásico de clásicos». Un producto que identifica a la Argentina en el mundo. Desde el siglo XIV esta tradición argentina por el dulce de leche ha ido pasando de generación en generación.
Un producto delikattessen de calidad Premium.
Un dulce de leche orgánica de delicado sabor y textura suave y cremosa.

Lo conseguimos también en su versión endulzada con stevia.