Nutre, protege y repara.
Contiene aceite de almendras orgánico, manteca de karité, cera de abeja y aceite esencial de lavanda. .
.
La manteca de karité otorga a la piel propiedades que la hidratan y nutren mejorando su elasticidad, cicatrizando, reparando y regenerando tejidos.
El aceite de almendras orgánico contiene ácidos grasos omega 3 y 6, propiedades vitamínicas y antioxidantes. Actúa como regenerador y rejuvenecedor celular.
La cera de abeja tiene numerosos beneficios, entre ellos es rica en antioxidantes y vitamina A, protege la piel de los radicales libres, nutre el tejido celular cutáneo y evita la deshidratación de la piel, ayuda a eliminar pequeñas cicatrices y a equilibrar el tono del rostro.
El aceite de lavanda además de obsequiar un sutil aroma, actúa como cicatrizante.
.